Ropa interior de primera calidad fabricada en España desde 1920 | ZD zerodefects
Tu ropa interior como una segunda piel
30 May 2019

Tu ropa interior como una segunda piel

Cómo escoger la talla de calzoncillos


Una pregunta tan fácil a simple vista y a la vez tan complicada, porque muchos son los factores que hacen de esta elección que la persona se sienta cómoda o no.

ZD antes de llegar a este punto de la talla, lo primero que se preguntó, es:

¿cómo hacemos un tejido que pueda parecerse a una segunda piel?

 porque no debemos olvidarnos de que el calzoncillo nos va a acompañar a lo largo de todo el día y muchas veces por la noche también. Realmente se va a convertir en un compañero inseparable de nuestra vida cotidiana. Entonces resolvimos que el tejido del calzoncillo tendría que ser tan elástico que no se notara al llevarlo puesto. Debíamos hacer el calzoncillo más cómodo del mercado.

El tejido más elástico que existe en el mundo, es el de la piel humana. El mejor ejemplo lo tenemos en el de una mujer embarazada. Su piel va cediendo poco a poco, en la medida que se va desarrollando el niño que lleva en su interior, hasta el alumbramiento del hijo y después, la piel retorna paulatinamente a su estado natural.

Eso es lo que estábamos buscando, un tejido lo más próximo a la piel humana. Y  en cierta medida lo conseguimos, no llegamos a los valores de la piel humana, pero no estamos tan lejos. La idea es que la prenda debe acompañar a la persona que la use en todos sus movimientos, sin desplazarse y haciendo que quien la esté usando se sienta con la comodidad necesaria para olvidar que lleva la prenda puesta.

La elasticidad de estos calzoncillos es tal que tres tallas habrían sido más que suficientes para cubrir las 10 tallas que tenemos, pero esto no hubiera dado la comodidad necesaria a todos sus usuarios, ya que las personas con más talla hubieran perdido la esencia de “segunda piel” con la que han sido diseñados.

De este modo, cada medida de cintura y cadera tiene una talla propia y tiene un calzoncillo ZD apropiado. Esto significa que tanto la persona que tenga una cintura de 72 cm. como una de 150, tenga su propia talla de calzoncillo, garantizando la misma comodidad desde la primera talla a la última.

Si se usa una talla o dos menos a la que le corresponde, el calzoncillo a simple vista le irá bien a la persona, pero perderá la comodidad por la que ha sido diseñado. Además, al tensar más el tejido, éste se hará cada vez más fino y tendrá menor densidad, con lo que con el roce del pantalón el tejido será más vulnerable acortando la vida de la prenda.

Resumiendo, con una talla mal escogida, por un lado perdemos la comodidad y por otro hacemos que la prenda acorte su vida de uso. Por eso es tan necesario saber escoger la talla real que se necesita, y para ello les detallamos a continuación, la forma de buscar esta talla que cada uno de nosotros tenemos:

 ·         Lo primero que debemos conocer es el contorno de nuestra cintura y cadera. La mejor manera de hacerlo es con una cinta métrica. Una vez conozcamos lo que miden, nos podemos guiar por la siguiente tabla:

  GUIA DE TALLAS ZD

 ·         Ahora que conocemos nuestra talla, podremos elegir el modelo que más nos guste y gozar de la comodidad que esta prenda nos va a proporcionar.